CRECIENDO DESDE EL GEMBA
Entrevista para Revista Presente
Por Agustín Seijas (Director Estudio TICA)
Fotos de Patricio Pérez

Jorge Fernández, Vicepresidente de Honda Motor Argentina, se apasiona cuando habla de estar en la línea de producción, de cuidar los detalles y estar presente en el lugar donde se genera valor. Es argentino pero parece japonés.

Cuando Honda Motor de Argentina tomó la decisión de nombrar a Jorge Fernández como su Vicepresidente en nuestro país, estaba escribiendo un hito pues él se convertía así en el primer argentino en ocupar ese puesto. Hasta ese momento se desempeñaba como Gerente General de Producción de la división de motocicletas. Se le abría así el enorme desafío de consolidar la presencia de la compañía en Argentina y hacerla crecer en todas sus áreas: Autos, Motos, Productos de Fuerza y Postventa. Con casi dos décadas en el equipo de Honda, Fernández supo ocupar puestos claves y gerenciales en diversas áreas como Contabilidad & Finanzas, Administración, Recursos Humanos, IT y Comercio Exterior. Conoce perfectamente lo que es caminar las plantas de producción, potenciarlas y focalizar al equipo para ir en busca de cada nuevo objetivo; en definitiva, disfruta estar en el gemba, como los japoneses designan a ese espacio que refiere al lugar donde se crea valor, la línea de producción o el piso de la fábrica. PRESENTE tuvo la oportunidad de entrevistarlo en la planta de Campana, conocer su mirada sobre el negocio y comprender la filosofía de Honda.

¿Cómo fue tu incorporación a Honda?
Mi llegada a Honda fue casi fortuita. Fue en 1998, a través de un amigo al que yo había hecho entrar un año antes. Fue él quien me planteó que necesitaba a una persona de confianza. En aquel momento era una empresa de no más de treinta asociados y había que reformular distintos procesos administrativos, y yo tenía la experiencia para hacerlo. En ese momento yo era funcional a lo que estaba necesitando la compañía.

¿Por qué pensás que te fueron delegando cada vez más responsabilidades?

En el caso particular de Honda, la posibilidad de poder ir creciendo en la compañía tiene mucho que ver con el compromiso que tenga cada uno de los asociados, las ganas de involucrarse y de mejorar. Tener un espíritu desafiante forma parte de la filosofía corporativa. Escuchar a todo el mundo y brindarles oportunidades reales independientemente de su sexo, edad o religión. Con lo cual, en la medida que se vayan involucrando y teniendo ideas de mejora, todos los asociados pueden tener exactamente las mismas perspectivas de crecimiento que he tenido yo.

¿Es emocionante trabajar en una empresa como Honda?

Es apasionante porque sabemos lo que queremos lograr. Me parecía que, al trabajar en una empresa japonesa que había apostado por la Argentina, podría cumplir un doble sueño: colaborar para que Honda Argentina creciera y que pudiera afianzarse en el mercado local. La primera fábrica fue instalada en 2006 y la segunda en 2011. Esos fueron dos hitos que me marcaron no sólo a mí sino a muchos otros que formamos parte de Honda. Cuando tenés objetivos claros, sos persistente y tenés compromiso de superación, los logros se obtienen. Y esos logros se obtienen en equipo. Estoy convencido de que no tenemos ningún Messi en Honda Argentina. Los logros se obtienen a través de la formación de equipos, de poder transmitir qué es lo que uno quiere, cuál es el direccionamiento que tiene la empresa, hacia dónde queremos llegar y una vez que el equipo está compenetrado en eso, sólo resta darle las posibilidades de que se puedan mostrar, opinar, de que puedan crecer… creo que ese el secreto.

¿Cuáles son las virtudes que tiene que tener un buen líder?

Fundamentalmente: la escucha y no tener preconceptos. El líder tiene que tener la suficiente capacidad como para poder asumir que al propiciar un espacio de crecimiento a los miembros de su equipo, ellos podrán equivocarse. Entonces, los triunfos están basados sobre alguna derrota porque no se aprende en sólo en el triunfo. Los errores a veces son por no poder pensar la totalidad de los riesgos que puede asumir determinada decisión, creo que ese punto de estar siempre pendiente de cómo se va a superar cualquier desafío o riesgo, es lo que hace que vayas aprendiendo y superándote.

¿Cómo es tu rutina laboral?

Suelo llegar a las 8 y me voy a las 18. He estado años en producción donde el horario de entrada era a las 7 y el horario de salida era después de las 9. Hoy Honda Argentina tiene la particularidad de que es la única empresa en el grupo Honda que bajo la misma planta produce autos y motos, y tiene una dinámica y una exigencia bastante grande. Producción es un tanto distinta a la parte administrativa, requiere que estés a primera hora para entender qué pasó el día anterior, cómo planificar el día, cómo poder afrontar algunos riesgos, y el único momento que tenés para juntarte de vuelta con el equipo es después del horario de producción. Por eso es más demandante en cuanto a tiempos en la fábrica. Me gusta estar en las oficinas y en la planta, ambos momentos tienen sus partes lindas. La planta me permite estar en contacto con la realidad permanentemente y me exige estar en el “gemba”, un término japonés que significa “el lugar real”, donde se producen los acontecimientos, porque me da la posibilidad de poder resolver los problemas en forma inmediata. Si nosotros pensamos que una moto se produce por minuto, cada minuto que no resuelvas un problema es una moto que perdiste en la producción, o siete minutos un auto. Con lo cual, estar en la planta realmente te hace entender el problema y poder resolverlo lo antes posible. En la parte de administración se llevan a cabo las presentaciones de los proyectos, las propuestas, los presupuestos, con lo cual también es importante.

Un momento, ¿me acabás de decir que Honda fabrica una moto por minuto y un auto cada siete?

Exacto. Cada minuto sale una moto del final de línea y cada siete minutos sale un auto. El proceso desde que entra en el área de soldadura hasta que sale del área de ensamble son siete minutos. Obviamente, tenés toda una línea continua que cada siete minutos entró un auto en línea de montaje, y hay otro que está saliendo ya. Los procesos tienen distintos tiempos, la línea está “seteada” para que cada siete minutos salga uno. Pensá que estamos actualmente con una producción de 60 autos día, hay fábricas Honda que producen 560 autos por día.

¿Cuál es la inversión que vienen haciendo en tecnología?

En la fábrica de Campana, entre 2007 y 2011, hemos invertido aproximadamente 450 millones de dólares. A partir de ahí, hemos seguido invirtiendo en el área de producción de motos principalmente. En mayo de 2017 invertimos 12 millones de dólares para lo que es la producción de una nueva línea de montaje y el centro de entrenamiento. La inversión y la tecnología es una constante en la industria automotriz y en el caso de Honda también.

¿De dónde vienen las materias primas?

Nosotros llamamos “localización” a todo lo que son autopartes producidas en el país. En el caso de autos, alcanza casi el 10% del vehículo. En el caso de las motos es de un 20%. El resto se importa.

¿Cuál es el margen de ganancia que deja un auto?

No es algo que sea representativo, lo que sí es importante mencionar es que hoy en la Argentina tenemos que estar muy pendientes de lo que es el costo, de hacer la producción lo más eficiente posible para no tener pérdidas. A veces no es el objetivo principal que un producto sea rentable sino que el primer objetivo es que no sea deficitario para poder instalarlo en el mercado. Obviamente que como empresa necesitamos obtener ganancias, pero en algunos casos no es la primera prioridad sino que es poder tener una parte importante del mercado y, recién ahí, empezamos a pensar en la rentabilidad.

¿Cuáles son los nichos que más crecieron?
En el caso de autos, el segmento de los SUV (del inglés Sport Utility Vehicle o en español: Vehículo Utilitario Deportivo). Respecto a las motos, la realidad es que el 95% del mercado es de motos de menos de 250 cm³ y es donde nosotros tenemos puesto el foco; es por eso, que estamos produciendo ocho modelos de esa cilindrada o menos. Tenemos como objetivo recuperar el liderazgo del mercado que hemos sabido tener hace algunos años, a través de la Honda Wave de 110 cm³ y la Tornado 250 cm³, ambas con muy buena aceptación. Además, tenemos otros productos íconos de la marca como la CG 150 o la Honda Biz.

¿Por qué no comercializan un vehículo en la categoría Pick Up en la Argentina?
No es hoy un mercado en el que nosotros hayamos decidido incursionar. Queremos afianzarnos en el mercado de SUV, pero estamos logrando una aceptación muy grande por parte de los clientes en lo que es HRV en sus distintas versiones.

¿Qué consideraciones tomás al momento de elegir tu auto?

Para elegir un auto lo primero que tengo en cuenta es que sea confortable, que me de las prestaciones que yo necesito, que sea seguro y que tenga un buen andar.

¿Qué auto y qué moto manejás?

Mi auto es una CRV (con caja automática) y, desde hace muchos años, tengo una Honda Rebel 250.

¿Cómo describirías el placer que te produce manejar tu auto y tu moto?

El placer de un auto es la tranquilidad de que no tengo que preocuparme por el clima o por el tiempo, es el que me lleva de un sitio a otro; pero en el caso de la moto es estar en contacto con el aire libre y la naturaleza, es una experiencia de placer en la que dependés solamente de vos. Comparto este placer con amigos y compañeros de trabajo.

Desde unos años, los vehículos tienen pantallas, te avisan cómo estacionar, casi que empiezan a hacer todo solos, ¿esos avances tecnológicos y de seguridad van limitando las habilidades naturales de los conductores?
No. Creo que la seguridad en los autos apunta justamente a tener una condición de menor riesgo, buscan evitar que los accidentes sean fatales como lo eran en el pasado. Las condiciones de seguridad fundamentalmente van de la mano con una conciencia cada vez más grande de cómo conducir, pero no limitan las habilidades o las conductas de quienes los manejan.

¿En qué estadio está el parque automotor en Argentina en cuanto a tecnología?

Probablemente donde podemos tener algún tipo de diferencia es con la tecnología de avanzada, como pueden ser los autos eléctricos y demás, donde seguramente el mercado argentino está a la retaguardia. En Europa o Japón tienen mucho más desarrollados esos vehículos, nosotros todavía no por un tema de infraestructura. Pero en cuanto a tecnología, seguridad, calidad y demás estamos al nivel del primer mundo.

¿Qué es la responsabilidad social empresaria para vos?

La RSE para mí tiene que ver, en el caso particular de Honda, con su filosofía y su esencia. La filosofía de Honda no es ni más ni menos que el legado que nos dejó el fundador de Honda, Sōichirō Honda, en donde dice que Honda tiene que ser una empresa que la sociedad quiera que exista. Creo que hoy las empresas y los empresarios entendimos que tenemos que crear una cultura y una comunidad mucho más fuerte con la sociedad que nos rodea. Por eso, la RSE es casi una obligación de las empresas para poder ser entendidos y aceptados por la comunidad. Sólo como ejemplo, desde enero hasta octubre de 2017, hemos tenido la participación de 150 voluntarios en las tareas que estamos realizando. Nuestra gente, el equipo, entiende y valora aquellos proyectos que impulsa la empresa a través de la RSE, y ellos quieren formar parte. La verdad tratamos de apoyar y fomentar eso y es un ejercicio que está creciendo día a día.

¿Cuáles son los pilares de la cultura de RSE de Honda?

Tenemos cuatro pilares sobre los que están basadas todas las acciones y toda la idea de cómo trabajar con RSE. Ellos son Medioambiente, Seguridad en el Tránsito, Educación y Comunidad. Todos los programas que estén destinados a la juventud, a los chicos como visión de futuro, son los que más me involucran en lo personal y los que más me alientan a seguir adelante. He participado de ellos y pude descubrir que los chicos tienen una conciencia mayor que la tenemos que tenemos los grandes en relacionado a educación vial. Tenemos el Programa de Pioneros en Movimiento que apunta a las escuelas y es para que los chicos empiecen a tomar conciencia. Hay otro programa que se llama Pacto Vial que está destinado a colegios primarios y secundarios, que busca concientizar sobre una conducción segura para poder evitar accidentes. Me parece que son los que a mí más me moviliza.

¿Cómo seducirías a un joven para que trabajara en Honda?
Le diría que tiene la posibilidad de formar parte de una empresa que, en 2018, cumplirá 40 años en la Argentina. Una empresa que está pensando en los próximos 100 años, por lo cual, le diría que tiene 90 años para poder desarrollar todo su potencial y crecer todo lo que él quisiera y se proponga dentro la empresa. Le explicaría que la capacitación es una constante en todos los niveles, desde el nivel de operarios en donde tenemos capacitaciones técnicas y de seguridad, hasta capacitaciones de management. Intentaría hacerle ver que Honda es una empresa que tiene como prioridad el desafío permanente, con lo cual él va a encontrar que puede delinear un plan de carrera, una movilidad vertical y horizontal, donde va a tener su experiencia en administración y producción, de ahí irá a ventas o donde considere que puede desarrollarse profesionalmente de mejor manera. Tenemos un porcentaje menor al 0,5% de bajas, por lo cual la gente que entra en Honda tiene una expectativa de continuidad y afianzamiento en la compañía.

ALGUNOS PROGRAMAS DE RSE DE 2017

TODOS AL COLE

Durante mayo de 2017, Honda, Toyota y SMATA llevaron adelante una campaña educativa en conjunto que tuvo como objetivo la asistencia a alumnos de escuelas primarias y jardines. Se trató de la primera iniciativa que se realizó en conjunto entre ambas automotrices y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor. Las instituciones a las que se brindó ayuda y soporte están ubicadas en las localidades donde se encuentran ambas automotrices: Campana y Zárate (Buenos Aires). Allí se realizó una obra de teatro interactiva y educativa para cuatro escuelas y dos jardines. Además, se entregaron refrigerios para los alumnos y niños, y se donaron mochilas y útiles escolares. La iniciativa alcanzó a las escuelas primarias Nº36 y Nº11 y al Jardín de Infantes Nº911, de Zárate. También a la Escuela Primaria Nº21, la Escuela Rural Primaria Nº11, al Jardín de Infantes N°11 y al Nº 918, todos de Campana. Todos al Cole alcanzó a más de 1500 alumnos. Además, el programa contó con la participación de empleados voluntarios de ambas automotrices y del sindicato.

COLONIA MUNICIPAL INTEGRADA DE VERANO

Honda acompañó a la Municipalidad de Campana en la “Colonia Municipal Integrada de Verano 2017”, una iniciativa dirigida a toda la comunidad durante el receso escolar, como parte del programa de la compañía “Por un Futuro Mejor”. Dentro de este ciclo, y a lo largo de los meses de verano, Honda desarrolló talleres compuestos por diferentes iniciativas y actividades, las cuales fueron implementadas con la colaboración de voluntarios de la compañía, profesores y coordinadores de la Colonia Municipal de Campana. Cada una de las actividades estuvo enfocada hacia la creación artesanal de barriletes, títeres, antifaces e instrumentos musicales, logrados a través de la reutilización de materiales reciclados. Desde hace años, Honda trabaja para promover la integración social, el respeto, el compañerismo y la creatividad. El desarrollo de este programa pudo realizarse gracias al trabajo en equipo junto a la Secretaría de Desarrollo Social, la Subsecretaría de Protección de los Derechos del Niño y Promoción Social y la Secretaria de Deporte. Todos los materiales y juguetes realizados en los talleres fueron utilizados en el evento de cierre del programa por 250 niños, de entre 5 y 12 años, 70 niños, jóvenes y adultos con capacidades diferentes, 110 adultos mayores y 100 niños de las Escuelas N°17 y N°13, del programa «Escuelas Abiertas de Verano». Allí también se realizaron una obra de teatro, bailes coreográficos y juegos didácticos para afianzar la integración y el respeto entre todos los participantes.

Volver al blog